1 EURO QUE HACE MILAGROS

martes, 2 de febrero de 2010

LEALTAD CON PALABRAS MAYORES


Este es LEAL, un perrito de raza bretón, de 7 añitos, toda su su vida ha estado con José, un anciano que lo recogió cuando era un bebe de 3 meses. José enfermó y hace dos semanas ha muerto aquí en Navalmoral en el hospital. Antes de morir llamó a mi compañera Isabel solo unas horas antes y le pidió que, por favor, no dejáramos solo a LEAL, que hicieramos lo posible para encontrarle una familia que lo quisiera como él lo quiso, Isabel le comentó que no dijera bobadas que un par de dias ya estaría en casa con Leal pero no, Jose se sintió morir y su único pensamiento como siempre fue Leal.

Este pequeñajo ha sido su vida de estos 7 años, su compañero, toda su familia, verlos juntos a los dos era emocionante yo siempre me emocionaba, esa amistad tan grande, esa dedicación del uno al otro, era algo increiblemente bello.
LEAL es un perrito acostumbrado a estar con José, no da nada de ruido, puede pasar horas solito, ni se mueve de su cesto o sofá. Cuando José ha estado ingresado, Isabel iba por la mañana y luego por la noche y ni se hace nada en casa ni ladra. Camina a tu lado tranquilo sin dar un solo tirón y, lo mejor de todo, se ocupaba de José como si fuera humano, si se quedaba dormido, LEAL se acercaba a la cama y le despertaba, si algo se caía de la mano de José, él lo recogía, le acercaba las zapatillas cuando llegaban a casa del paseo y, aún hay más, los domingos LEAL bajaba con su bolsita a comprarle el periódico y hacia otros recados.

Es un perrito tranquilo, le gusta la tranquilidad y la compañía humana, nunca ha convivido con otros perros, pero entendemos que dado su carácter podría acostumbrarse e incluso gustarle convivir con otro peque si fuera el caso de que hubiera en la casa otro animal.

En el refugio se nos muere de la pena, no podéis imaginaros su situación pero no tenemos otro sitio, y ni tiempo para probar como reacciona con los otros mas que nada por temos a que le hagan algo.

Por favor!!!! Nos gustaría hacer posible la última voluntad de José, seguro que en algún sitio está esa persona, esa familia que quier darle un nuevo hogar donde seguir demostrando su cariño y lealtad.

GRACIAS

2 comentarios:

Montse dijo...

Esta historia, me ha dejado muy triste. Mi Murri és casi identico a Leal. Esperemos que encuentre un buen hogar muy pronto. Ya nos dirás algo.

Maria de los Angeles dijo...

Lo que cuentas de Tobby, me ha hecho llorar, si hay algo que no puedo soportar es ver un animal sufriendo, y lo de Leal tambien, pobrecito, si yo pudiera estaria llena de animales, pero tengo una perra que recogi de la calle, dos gatos, y alimento a tres de otra casa que no cuidan, amo los animales profundamente. Tu Tobby te llenó de amor y está en un lugar maravilloso.
Te felicito por el blog!!